sábado, 18 de enero de 2014

FALAFEL






Hola a tod@as.

Os traigo hoy una receta que no había hecho nunca y no por falta de ganas pero es que hay tantas y tan interesantes que a veces nos dejamos algunas realmente buenas en el tintero.

Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de enero nos invita a preparar un clásico de la cocina árabe: FALAFEL.

Los Falafel son una especie de croquetas hechas básicamente con garbanzos remojados, que no cocidos. Pertenecen a la cocina del oriente próximo y son deliciosos. Pueden servirse como entrantes, como relleno de pan de pita o como plato principal acompañados de salsa de yogur y ensalada. Son un plato vegetariano excelente, ligero y aromático.

La receta que yo he utilizado ha salido de un libro de cocina árabe, "Aroma Àrab" de Salah Jamal. Explica el autor que los Falalson los entrantes más populares de la cocina de oriente próximo, Grecia y Turquía. Se comen a cualquier hora del día, se sirven como entremés pero también como plato principal para las familias de bajo poder adquisitivo  y es bien cierto que una pita preparada con ensalada y falafel satisface completamente una comida, igual que un menú.

El origen del Falafel es muy discutido pero parece que ya se consumían en el Egipto de los faraones y que desde allá pasaron a la península arábiga y sobretodo al Yemen.

La receta original se hacía con habas y garbanzos secos. Ahora son más populares los de garbanzos. 

Para hacerlos lo mejor es comprar garbanzos de la mejor calidad; hay que tener en cuenta que no hay que cocinarlos así que tienen que tener muy buen sabor y consistencia en crudo.

Aquí os dejo mi versión de esta receta

INGREDIENTES para unas 30 bolitas

300gr garbanzos
4 cebolletas muy picadas
2 dientes de ajo majados
20gr de cilantro fresco muy picado
15gr de perejil fresco muy picado
2 cch de té de comino molido
2 cuch de té de sal
2 cuch de harina
pimienta negra
1/2 cch de té de levadura en polvo tipo Royal
aceite de oliva para freír

-Cubrir los garbanzos con agua templada y un poco de sal y dejar en remojo toda la noche. También pueden dejarse 24horas. Transcurrido ese tiempo escurrirlos bien y secarlos en un papel de cocina.

-En un robot de cocina poner los garbanzos, la cebolleta picada, el ajo, el perejil, la menta, el cilantro picado, la levadura y una cucharadita de sal. Picar por tandas dependiendo de la capacidad del robot de cocina durante 30 o 40 segundos, o hasta que quede bien picado y la mezcla esté homogénea y viscosa. 

-Añadir entonces la harina y mezclar ligeramente. Dejar reposar en la nevera una hora por lo menos.

-Pasado este tiempo coger el equivalente a 2 cucharaditas de la mezcla y moldear en la mano para darle forma de bolita un poco chafada.

-Llenar 1/3 de un sartén con aceite y calentar hasta que al echar un trocito de pan se dore en 15seg. Freír los falafel por tandas durante 3 a 4 minutos o hasta que estén dorados. Escurrir sobre papel de cocina y servir fríos o calientes con humus, ensalada o metidos en pan de pita con tomate, lechuga y pepino cortado a rodajas finas y bañados con salsa de yogur.

Bueno, espero que os guste la receta que como veis es muy sencilla. Os aseguro que vale la pena hacerlos, están muy buenos!














6 comentarios:

  1. Qué buena pinta tiene!! Me la apunto la receta para hacerla cuando pueda. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias guapa, ya verás lo buenos que están y si puedes haz la salsa de yogur con pepino y menta para acompañar.

    ResponderEliminar
  3. Ricos, ricos, como bien dices, apetecibles a cualquier hora del día! Qué receta más resultona, ¿verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y muy fàcil de hacer. Gracias por pasarte por aquí. Besos.

      Eliminar
  4. Y tanto que merece la pena prepararlos ¿verdad? Luego una se pone a comer y se zampa todo el plato sin darse cuenta. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Fantásticos tus falafel!!! :)
    besos

    ResponderEliminar